Definición de asado

¿QUÉ ES UN ASADO? (escrito por una mujer)

El asado es la única comida que el hombre cocina. Cuando el hombre se propone hacer uno, la cadena de acontecimientos es más o menos la siguiente:

1. La mujer va al supermercado a comprar todo lo que es necesario.

2. La mujer prepara la ensalada, las papas con mayonesa y el postre.

3. La mujer prepara la carne, la pone en una fuente con los utensilios necesarios mientras que el hombre está sentado junto a la parrilla tomándose un vino.

4. El hombre pone la carne en la parrilla.

5. La mujer vuelve adentro a poner la mesa y a preparar la ensalada.

6. La mujer le dice al marido que la carne se está quemando.

7. El hombre saca la carne de la parrilla.

8. La mujer pone los platos en la mesa.

9. Después de comer, la mujer trae el postre, levanta la mesa y luego lava los platos.

10. El hombre le pregunta a la mujer si está contenta de no haber tenido que cocinar ese día, y percibiendo la cara de ort* de la mujer, concluye que no hay p*r*nga que les venga bien.

DERECHO DE RÉPLICA (escrito por un hombre)

1. Ningún hombre en su sano juicio va a mandar a su mujer a comprar las cosas para el asado: ella va a traer cerveza ‘Liberty’, dos kilos de bife, alas de pollo y tres kilos de puchero que el carnicero le dijo que salía muy rico a la parrilla, ya que no consiguió enchufárselo a ningún pelotud*.

2. ¿Ensalada, papas con mayonesa y postre? Ella prepara estas huevadas para que coman las demás mujeres. Los hombres comemos carne y nada más.

3. ¿Preparar la carne? A la carne sólo se le pone sal gruesa (o parrillera los más finos-) al momento de ponerla en la parrilla… ¿Bandeja con utensilios? Eso es para maricones, el hombre macho se las arregla con un palito quemado, un cuchillo y las manos.

4. ¿Qué sólo se pone la carne en la parrilla?…¿ Y quién hizo el fuego, separó las brasas, las acomodó, dio vuelta la carne, disciplinó los chinchulines y pinchó los chorizos?

5. ¿Otra vez preparar la ensalada? Ya dijimos que esas pel*tudeces las comen las mujeres y los conejos.

6. ¿Que la carne se está quemando? El hombre sólo deja pasar la carne porque la mujer se vive quejando que ‘está muy jugosa’, que ‘esto está muy crudo’, o que ‘la deje en la parrilla dos minutos más’ después de que les ofrecimos el mismo pedazo diez veces, y una hora después de que estaba a punto. Es decir
que ellas acaban comiendo la carne en forma de carbón, tan tierna y suculenta como una suela que lleva cinco años al sol del desierto del Sahara.

7. Menos mal que somos los hombres los que sacamos la carne de la parrilla, si fuera por ellas viviríamos comiendo pedazos de carbón.

8. ¿Platos? Sólo si son para ellas; el hombre come directamente de la tabla.

9. ¿Postre?…Un Fernet… ¿Lavar los platos?… Yo usé los dedos, y me los limpié en el pantalón!!!

10. Realmente, no hay p*r*nga que les venga bien… y nunca van a entender lo que es un asado.

Muchas gracias, Juan!

barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar

Los cumpleaños de 15 (Monólogo)


Los cumpleaños de 15 de las mujeres son bastantes predecibles. Cuando te invitan a uno, vos ya sabés lo que viene. Como en Fútbol de Primera.

En primer instancia, la elección de los padres sobre el texto de la carta para los invitados, que luego de horas y horas de sentarse a pensar terminaría en algo así:
…”El 31/08 es un día muy especial para mí, porque fue ese día, quince años atrás, cuando desperté a la vida llena de ilusiones y sueños, y crecí hasta convertirme, cual oruga en mariposa, en la mujer que soy hoy. Quisiera compartirlo con vos en el Salón de Ricardo, ubicado en Lomas de Zamora. Vestir de Elegante Sport”.

Los chicos reciben esa carta, y más de uno piensa que Elegante Sport es ponerse un pantalón de gimnasia, por algo dice Sport. Luego de que averiguan, entienden que E.S. es ir “arreglado”. Más de un desubicado de la vida cae con Jean. Indefectiblemente más de la mitad de los concurrentes aparecerá con corbata de Looney Tunes, Bugs Bunny, Space Jam, Mickey Mouse, Los 3 Chiflados, etc, sin olvidar el cabeza que lleva la corbata de RIVER. Y qué querés, si son adolescentes…

Luego, la cumpleañera elige “el tema principal”.
Ella va a entrar, vestida de blanco, con un traje que ni siquiera sabe por qué se lo pone y que lo eligió en 3 semanas de probarse boludeces, y que la modista le dijo que lo pase a buscar 20 minutos antes de la fiesta, y lo único que le hizo fue un fucking dobladillo.
En el pelo probablemente tenga un nido de trenzas con florcitas, brillantina, cintas, hebillas, un rodete, un subtepass, cuatro caramelos media hora y el tampón que se llevó por las dudas. Todo sostenido por una tiara o vinchita que le da esa apariencia princesita virgen que no se cree nadie.

Esa entrada tiene que ser mágica.
En mi caso, si fuese mujer, elegiría entrar con un tema de Los Sultanes. Especialmente con el que dice.. ”Yo la encontré comiendo higos, en la cocina de un amigo, al ver sus ojos me di cuenta, que se comió como 50!”. Pero bueno. Por algo no soy mujer.

.

Ellas se machacan un mes pensando qué tema poner, hasta que terminan con alguna de estas alternativas:
Sueña de Luis Miguel
Angel, de Robbie Williams
Look into my eyes de Bryan Addams
Winds of change de Scorpions (la que empieza con un silbido)
From this moment de Shania Twain
La de corky, de Whitney Houston. Esa que dice.. : ” EEENDOOOOOO IOOOOO WI LOOOWE OIUUUUUuuUUUUUuuu”
Entrarán al son del tema elegido, en el medio de una nube de humo que ahoga a todo el mundo, con reflectores de fondo que proyectan la sombra de la nena y el padre, como si fueran Los Pimpinela entrando en el Gran Rex.

.

En este tipo de fiestas, vamos a encontrar diferentes personajes. Siempre están. Es increíble pero siempre siempre siempre están ahí.

El Peleador:
Suele ser morocho, consiguió un traje de pedo, y siempre es el rudo en todos lados.
Posiblemente le caiga mal alguna banda o alguna persona, y se torne un clima tenso en algún momento de la fiesta.
La cumpleañera suele llorar y decir que le arruinaron la fiesta, como para seguir ganando protagonismo y para calmar las aguas.

La puta de la fiesta:
Ella va a ser el comentario obligado de los próximos días. Agarrará a uno, o a varios, y se los llevará a algún lugar recóndito de la fiesta para transárselos. Las locaciones más habituales son detrás de las columnas del salón, detrás de las cortinas, abajo de las mesas, encerrada en un baño, en el jardín del salón, detrás de la minifuente de agua con un querubín que mea con soltura, de esos que le dan un toque chic al lugar.
En el nivel HARD lo que hace es un pete en la calle.

Los rebeldes:
Los que tratan de salir a comprar una “petaquita”. Si lo logran, se la toman entre 20 y se hacen los que están en pedo.

El abuelo tano bruto:
Este es el viejo que se para en el medio del baile y se pone a bailar como loco, haciéndose el pendejo y tratando de llamar la atención. La cumpleañera tiene vergüenza ajena y le cae mal, pero él está tan en la suya y es tan bruto que no le cabe una.

La madre:
Lo único que va a tratar de lograr es impedir el alcohol a los menores de 18 años. Y si ve una botella, la confisca al grito de “acá no se toma alcohol, si quieren váyanse a tomar a sus casas”.

El show de entretenimiento:
Suele constar de un pelotudo al que ponen en el medio de la pista para hacer alguna actuación. Su show es carísimo y suele durar dos horas, durante las cuales los pendejos se recontracagan de aburrimiento y aplauden fuerte y festejan para hacerse los “Todo x 2 pesos”, cuando decían “Estaaa bieeeen!! ”
La imitación de Sandro, de Fito Paéz, o de Charly García es infaltable.
La variante más osada es un travesti vestido de Celia Cruz con vestido a flores grandes y collares multicolores, que entrará meneando el culo al son de una salsa loca.
La variante más exótica son las Odaliscas, contratadas para levantar a los adultos. Nunca falta la pendeja que se hace la putona meneando el vientre porque se acuerda que bailó esa canción medio árabe en Le Brique el verano pasado.
.

Los instantes mágicos
Son varios, y se repiten perpetuamente en cualquier fiesta de 15.

La entrega de la vela:
En una mesa vestida hay quince velas, que serán entregadas a personas “especiales” para la cumpleañera. Generalmente todas van a familiares cercanos y amigas del colegio. Lo peor de todo es que no las entrega y ya, sino que tiene que explicar brevemente por qué la persona se la merece. Así, la cumpleañera tartamudea mientras agradece a sus padres por haberla traído al mundo y garpado la fiesta, a sus hermanos por apoyarla siempre, a sus amigas por “compartir tantos momentos inolvidables”. Seguramente llorará, y ahí será cuando la gente aplaudirá más fuerte, impregnándole algo de emoción al asunto.
Y pensar que cuando entregó el rosquete no hizo tanto espamento…

La foto de 15 y las firmas:
En una foto gigante, probablemente color sepia o blanco y negro, haciéndose la artística, aparece nuestra quinceañera. Esta foto tiene un marco blanco muy grande, en el cual todos los invitados son conminados a dejar un pequeño mensaje, un augurio de felicidad para la homenajeada. Ahí mienten todos con frases como “Sos una divina, nunca cambies”, “Gracias por ser como sos”, “Sos una dulce, sos re buena, sos una personita alegre y llena de vida”. Los dibujitos de caras felices y muñequitos adolescentes inundan el mural, que terminará colgado en una pared de la habitación de la cumpleañera, siendo criticado por sus amigas cuando la visiten.

El vals:
Nadie sabe bailarlo, pero hay que pasar igual. La cumpleañera baila con el padre, después se acoplan la madre y el hermano, después los abuelos, después el pretendiente de la nena, que es empujado al centro de la pista, todo colorado, y recibe aplausos porque “se animó”. De todas maneras, lo correcto es hacer dos pasos y congelarse para la foto.

El copón con el anillo:
Esto no sé muy bien por qué es, porque ninguna se va a casar con quince años (a menos que le inflen el bombo) así que en realidad parece ser que sólo lo hacen para ver cómo las pendejas de vestidito corto se pelean por un anillito de dos pesos.
Infaltables los dijes de chapa barata con forma de elefantito, clave de sol, corazoncitos, soles y todo ícono pedorro que se te ocurra. Lo usarán colgando de sus muñecas durante el resto de la fiesta.

La historia de su vida:
Acompañado por una melodía melosa y aburrida, se proyectará en una pantalla gigante un video en el que se verá a la quinceañera cuando era bebé, cuando andaba en triciclo, su primer día de colegio, fotos con sus amigas de pequeña, fotos especialmente sacadas en el Rosedal, o en el Jardín Botánico, o en la entrada del salón de fiestas. Nunca falta el boludo que se pone a hacer fuck you o sombras chinescas mientras pasa el video.

El carnaval carioca:
Empieza a sonar música brasilera (especificamente el Pe pé pe pe pe pé) y en las mesas van dejando artículos de cotillón. Los pendejos, desesperados porque quieren los mejores, se pelearán y arrancarán bolsas de las manos.
Así, desfilan zanahorias, matracas, pitos, serpentinas, sombreros con forma de hongo, collares con flores de bolsa de consorcio de colores, globos y papel picado. Cuando se aburren de bailar, se dedicarán a reventar globos con los pies.
Se repite la variable de las odaliscas, pero con música carioca: las chicas se harán las sexies tratando de sambar. En este momento la quinceañera se saca los zapatos o se arremanga el vestido, transpirando y despeinada, arruinando toda la imagen de niña bonita que supo mantener hasta ese instante. Los muchachos probablemente anuden sus corbatas en la frente, “haciéndose los locos”.

.

La fiesta termina alrededor de las seis de la mañana, con pizza y cerveza en las mesas (los más pequeños se pelearán a ver quién consigue más cerveza, aunque los estómagos no la soporten). La madré dirá “Se pasó tan rápido” o “Estaba tan nerviosa que no comí nada”, o “Envolveme toda la comida que sobró que me la llevo a casa”. El padre dirá “tanta guita y se fue en una noche” o “nos tendríamos que haber ido de viaje”.

Cada invitado se llevará un souvenir con forma de luna, angelito, sol, corazón, estrella o similar, hecho de una especie de cerámica con brillantina y una tarjetita que reza “María Cecilia, 15 años, 31/08/06″. Los más pudientes regalan muñecos, arlequines, estatuas impresentables. Algunos invitados se retirarán con el centro de mesa, por más malo que sea. Y no falta el que se roba un par de copas como recuerdo.

Lo peor de todo es que todavía no se dieron cuenta de que cumplir 15 años es como cumplir 13 o 17. Lo único distinto es que es una excelente excusa para armar una fiesta.

.

PD: Les dejo algunos puntos NO tan importantes, pero que suelen figurar:

• El “meneaito”
• A las 6AM cuando reparten pizza y cerveza que todos se pelean para tomar mas cerveza
• El dj que se hace el que mezcla los temas cuando en verdad tiene un cd todo compilado
• El que prende un habano como marcando diferencias
• El fotografo se hace el artista
• El camarografo se te acerca, se agacha y te hace planos de cerca y torcidos, haciendo un efecto “copado”
• El “colado” en la fiesta de 15, que se siente perseguido y cuando todos bailan se tapa
• Lo primero que le preguntas a tu amigo cuando llegás: “En que mesa te tocó”

.

.Fuente: psicofxp

barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar

Simon’s cat

Si tenés un gatito, seguro te pasan todas estas cosas!

TV Dinner


Let Me In!


Cat Man Do

barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar

Lección de striptease

Muchas gracias, Luis Eduardo!

barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar

Revolucionaria técnica para ganar ositos en las máquinas

Miren el método que usa esta nena para no irse con las manos vacías…


barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar

Instrucciones sencillas para darle una píldora a su gatito

1. Tome el gato y acúnelo con su brazo izquierdo como si estuviera sosteniendo a un bebe. Coloque el dedo índice y el pulgar de su mano izquierda para aplicar una suave presión sobre las mejillas del minino, mientras sostiene la píldora con la derecha. Cuando el gato abra la boca, arroje la píldora dentro. Permítale cerrar la boca a los efectos de que el gato la trague.

2. Levante la píldora del suelo y saque al gato de atrás del sofá. Acune al gato en su brazo izquierdo y repita el proceso.

3. Traiga el gato desde el escritorio y tire la píldora baboseada a la basura.

4. Tome una nueva píldora de la caja,acune al gato en su brazo izquierdo, manteniendo las patas traseras firmemente sujetas con su mano izquierda. Fuerce la apertura de mandíbulas y empuje la píldora dentro de la boca con su dedo medio. Mantenga la boca del gato cerrada y cuente hasta 10.

5. Saque la píldora de la pecera y al gato de arriba del armario. Llame a su esposa que esta en el jardín para que lo ayude.

6. Arrodíllese en el suelo con el gato firmemente sostenido entre sus rodillas. Mantenga sus patas traseras y delanteras quietas. Ignore los gruñidos que el gato emite. Pídale a su esposa que sostenga la cabeza del gato con una mano, mientras le abre la boca con una regla de madera. Arroje la píldora adentro y frote vigorosamente la garganta del gato.

7. Traiga al gato del portarrollos de la cortina. Traiga otra píldora de la caja. Recuerde comprar una nueva regla y reparar las cortinas. Barra cuidadosamente los trozos de figuras de porcelana y póngalos aparte para pegarlos luego.

8. Envuelva al gato en una toalla grande y pídale a su esposa que lo mantenga estirado, con sólo la cabeza visible. Ponga la píldora en una pajita de gaseosa. Abra la boca del gato con un lápiz. Ponga un extremo de la pajita en la boca del gato y el otro en la suya. Sople.

9. Verifique en la caja para asegurarse que la píldora que se acaba de tragar no es dañina para seres humanos. Beba un vaso de agua para recuperar el sentido del gusto. Aplique apósitos a los brazos de su esposa y limpie la sangre de la alfombra con agua fría y jabón.

10. Traiga al gato del tejado del vecino. Tome otra píldora. Ponga al gato en el armario y cierre la puerta sobre su cuello, dejando sólo la cabeza fuera del mismo. Fuerce la apertura de la boca con una cuchara de postre. Arroje la píldora dentro de la boca con una bandita elástica.

11. Vaya al garage a buscar un destornillador para volver a colocar la puerta del armario en sus bisagras. Aplíquese compresas frías en las mejillas y verifique cuando fue su última dosis de vacuna antitetánica. Arroje la remera que tenía puesta en el lavarropas y tome una limpia del dormitorio.

12. Llame a los bomberos para bajar al gato del árbol de la calle de enfrente. Discúlpese con su vecino que se acaba de estrellar contra su reja tratando de escapar del gato furioso.

13. Tome la última píldora de la caja. Ate las patas delanteras del gato con las traseras con una cuerda. Átelo firmemente a la pata de una mesa de la cocina. Busque guantes de trabajo pesado. Mantenga la boca del gato abierta con una pequeña palanca. Ponga la píldora en la boca seguida de un trozo de carne. Mantenga la cabeza vertical y vierta medio litro de agua a través de la garganta del gato, para que trague la píldora.

14. Haga que su esposa lo lleve a la sala de emergencias. Siéntese tranquilo mientras el doctor le venda los dedos y la frente y le saca la píldora del ojo. En el camino de vuelta a su casa deténgase en la mueblería para comprar una nueva mesa.

15. Por último arregle con una oficina inmobiliaria para comprar una nueva casa y llame al veterinario, para averiguar si tiene algún hámster para vender.-


Fuente:
Blog de Oaska

barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar

D’elia Tones

barra118.gif

Si querés contribuir con Bolupedia, mandanos tus boludeces a:
bolupedia@gmail.com
mails@bolupedia.com.ar