Quieres ser como el Dr House?

Dr Jauuus

¿Así que te gustaría ser como House? ¿Quieres dártelas de cool, decir frases chistosas llenas de ironía, reírte de los demás y, en el fondo, tener licencia para hacer lo que se te dé la gana? Pues aquí va una pequeña guía, con citas del propio galeno, para que te transformes en el House de tu grupo de amigos, que, te lo advertimos, no te durará mucho si sigues estas instrucciones.

Sé el mejor en tu trabajo

Hola, soy el Dr. House, el doctor que le salvará la vida.

Es el requisito indispensable para empezar siquiera a pensar en ser como Gregory House. Solamente el ser un as en tu oficina, curso, disciplina o profesión es lo que te dará permiso para lo que sigue. Porque si eres insolente, irrespetuoso, cínico, malhablado, insensible y encima mediocre en tu quehacer, estás perdido y habrás firmado tu acta de defunción social. House es un desgraciado grosero y soberbio, pero lo aguantan porque es un genio, porque sin él el Princeton Plainsboro sería una morgue en vez de un hospital. La idea es que de ti digan lo siguiente: “Cree que porque es el mejor en lo que hace puede comportarse como un bastardo. Y lo peor es que tiene razón”.

Trata a los demás como si fueran idiotas

¡Idiota! Del francés “i-de-ot”, que significa “moro afeminado y deficiente mental”.

¿Que qué voy a hacer? Voy a escuchar tu teoría, burlarme de ella y luego mantener la mía. Como siempre.

Esto tiene directa relación con el punto anterior. El estilo House de reafirmar la superioridad intelectual es restregando en la cara de los otros su inferioridad. Da lo mismo si tus colegas sacaron 870 puntos en la prueba, tienen siete doctorados y se han candidateado al Nobel. Lo importante es que TÚ eres el que más sabe y eso automáticamente convierte a los demás en idiotas. Y hay que recordarles constantemente que lo son, así no se les ocurrirán cosas como contradecirte o tratar de quitarte el puesto. Así que haz como House: búrlate de sus ideas, diles que un mono haría mejor su trabajo o pregúntate en su presencia por qué siguen trabajando contigo. Y ten en cuenta este dato: si desordenas las letras de “Gregory House” puedes tener “Huge ego, sorry” (ego enorme, lo siento).

Nunca admitas que necesitas ayuda

-No necesito un equipo.
-Estabas comparando ideas con un conserje.
-¡Y resolví el caso!

Obviamente, un genio se basta solo, por eso es un genio. Bueno, al menos eso es lo que los demás deberían pensar. Porque lo cierto es que House sí necesita ayuda, pero hace todo lo posible por aparentar lo contrario. Él se jacta de encontrar un diagnóstico acertado con sólo una ojeada a la ficha médica y una simple enumeración de síntomas, pero en realidad necesita con exasperación mentes que piensen distinto a la suya para que le ofrezcan más puntos de vista que aporten a su razonamiento. ¿Pruebas? Al atender a una serie de pacientes enfermos durante un vuelo, House tuvo que tomar a tres pasajeros, asignarles los roles de sus compañeros Chase, Foreman y Cameron y contrastar con ellos sus teorías de diagnóstico. Y cuando despidió a su equipo a fines de la tercera temporada, necesitó desesperadamente discutir sus ideas con cualquiera que se le cruzara en un pasillo. Por supuesto, luego negó todo e insistió en que se las podía solo.

Asume que todos mienten y que sólo tú tienes la razón

Nunca pregunto por qué los pacientes mienten, sólo asumo que lo hacen.

Una verdad básica de la condición humana es que todos mienten. La única variable es sobre qué.

Como todos los demás son idiotas, no hay que confiar en ellos para que te den la información que necesitas para tu trabajo. Las personas mienten o se equivocan, así que hay que apoyarse en datos duros si uno quiere resolver las cosas. En el caso de House, basarse sólo en síntomas y exámenes. “La gente miente, los síntomas no” es uno de sus lemas. Y por eso es que cualquier conclusión a la que llegues tiene que ser la correcta, porque la concebiste tú y que Dios la dé firmada. Más de una vez House ha llegado rabeando donde su paciente o sus familiares alegando que como le mintieron o se equivocaron en darle los datos, el diagnóstico fue erróneo; y que él tenía razón en primer lugar, pero como le entregaron información falsa todo se fue al diablo. Así que ya sabes: no confíes en los demás, sólo en tus talentos.

El trabajo no tiene nada que ver con las emociones

Yo estoy para curar a su hijo, no para hacerle cariño y decirle que lo quiero.

¿Qué prefiere? ¿Un doctor que le tome la mano mientras muere o un doctor que lo ignore mientras se mejora?

Para ser como House hay que ser estrictamente profesional, dejar de lado todo tipo de emociones, afectos y relaciones personales que al final entorpecen el trabajo. Y, de paso, reírse de quienes pidan hacer lo contrario. House tiene a su equipo de colaboradores para que ellos sean los que lidien con los pacientes, mientras él se sienta muy cómodo a desentrañar misterios médicos usando sólo su pizarra y su pensamiento, que son todo lo que necesita. Cero relación social=Cero emoción=Raciocinio absoluto, ecuación necesaria en casos que requieren de una cabeza bien fría. Además, la gente es tan irritante, que es mejor mantenerla lejos.

Los amigos son para que den, no para que reciban

House, ¿acaso te provoca algún placer primitivo el quitarle la comida a los demás cazadores?

La relación con los colegas, amigos, compañeros y congéneres debe ser totalmente unilateral: ellos están para tu beneficio, y tú no estás para el de ellos. Ellos pueden ayudarte, prestarte cosas, cubrir tus mentiras o inventar excusas, pero tú no tienes que hacer lo mismo (para qué, si son todos unos idiotas). La mejor prueba es cuando un detective investigó a House por adicción a las drogas. El Dr. Wilson, su mejor amigo, salió a protegerlo, y por eso congelaron sus cuentas, embargaron sus bienes y le quitaron a sus pacientes. Y House no movió un solo dedo para salvarlo, aun cuando la culpa era toda suya.

Averigua todo sobre la vida privada de tus amigos, pero, por supuesto, niega que lo haces

-House, ¿cómo te sentirías si interfiriera en tu vida personal?
-Odiaría eso, por eso soy inteligente y no tengo vida personal.

Qué mayor placer que controlar la vida de los demás metiendo las narices en todo lo que hacen, para luego manipularlos con esa información, especialmente en lo que concierne a quién está saliendo con quién. Uno de los hobbies de House es incordiar a Wilson deduciendo su vida amorosa a partir de la corbata que usa, el tipo de comida que come o los lugares a los que sale de noche. Aquí se vale hacer de todo: leer mails, registrar escritorios, colarse en la casa, enviar mensajes falsos y suplantar identidades. Y, de nuevo, hacerlo sin que nadie lo sepa y negar todo si te descubren. Un genio puede ser copuchento, pero qué vergüenza que se divulgue.

Ningún misterio debe quedar sin resolver

Sólo porque es inexplicable no significa que sea inexplicable.

El cerebro de Gregory House no soporta los cabos sueltos ni las preguntas sin respuestas. Todo efecto debe tener su causa, todo problema debe tener una solución, todo síntoma tiene un origen. La armonía del universo pasa porque no queden enigmas sin explicación. El Dr. House no descansa su cerebro hasta que da con la patología correcta para salvar a los pacientes que agonizan, al punto de conducir autopsias para saber qué tenia algún paciente que no pudo salvar. Aunque a veces le cuestionen sus intenciones (“Esto no tiene nada que ver con salvar una vida”, le ha dicho el Dr. Wilson. “Es sólo que no soportas la idea de que un paciente se muera sin que antes sepas por qué.”), lo importante es el resultado.

Sé un pequeño héroe anónimo

Puede verse arrogante, rudo e indolente, pero House también tiene su corazoncito. Se echó la culpa por llamar al Servicio de Menores para separar a un adolescente de su madre esquizofrénica, cuando quien hizo la llamada fue ella misma, pero no quería que su hijo creciera odiándola. En otra ocasión denunció ante la NASA a una aviadora con un mal que comprometía su postulación a astronauta, para luego admitir que mintió para que nadie más hiciera esa denuncia en realidad. Pero ojo, que detalles como éstos son las únicas muestras de conciencia que uno debe permitirse, porque ya sabes… House debe mantener su reputación.

Anuncios

100 Estupideces para hacer

Así es señores, volvio Bolupedia 😀
Les pido perdon por el cuelgue, hubo muchas cosas por las cuales no actualizaba Bolupedia, cullas razones son: ps2, facebook, msn, warcraft xD, alcohol, ps2, etc.
y bueno, ahora veo si en este tiempo posteo mas seguido para meterle más onda.

100 estupideces para hacer

AQUÍ VAN:

1. Que se te caiga el chicle de la boca cuando estas hablando.

2. Saludar a alguien en la calle por equivocación.

3. Golpearte con una puerta o algo transparente. (Cba. tiene demasiadas puertas y muuuy limpias!!)

4. Llamar 2 o mas veces al mismo número cuando te han dicho: “no equivocado”.

5. Pensar algo divertido y te empiezas a reír y la gente se te queda viendo raro.

6. Golpearte con un árbol/poste/cartel mientras caminas?

7. Te es posible chuparte el codo.

8. Al leer esto, acabas de intentar chupar tu codo.

9. Mandar un mensaje de texto a la persona incorrecta. (de lo peor)

10. Ponerte el zapato izquierdo en el pie derecho y/o viceversa

11. Salir con la etiqueta de la ropa nueva a la calle (etiqueta, y todas las boludeces q le cuelgan)

12. Ahogarte con tu propia saliva. (hasta quedar rojo y toser desesperadamente)

13. Ir a un lugar en tu vehículo y volver caminando. (bici claro está jajaja)

14. Confundir la sal con el azúcar en las comidas/bebidas

15. Abrir al revés la caja de fósforos. ( juntarlos es lo peor)

16. Abrir el bidet y mojarte la cara con el chorro. (queria ver con q presion salia, y era mucha)

17. Tragarte un insecto sin querer

18. Incendiar algo accidentalmente.

19. Has intentado tomar un sorbete con la boca pero se te va por la nariz/ojos.

20. Dormir y despertarte todo babeado.

21. Dormirte en clase. (en clase, y en varios otros lugares de la escuela/facultad)

22. Destapar la gaseosa y salpicarte, cerrarla y volver a abrirla por lo tanto volver a salpicarte.

23. Contar algo y olvidarte de lo que hablabas.

24. Llegar al mostrador y olvidarte de lo que ibas a comprar. (y decir, eeeeehhhh, dame un chicle)

25. Querer servir la bebida con la botella tapada. (y cuando la destapo me pasa el punto 22)

26. Usar los dedos para hacer sumas simples.

27. Dormirte en el colectivo y pasarte de la parada.

28. Cerrar la puerta, que abre solo de adentro, y dejar las llaves de ese lado. (y parecer un choro tratando de que se caiga la llave para poder abrir la puerta)

29. Ponerte la ropa al revés o del lado equivocado.

30. Buscar algo por todos lados y que lo tenías en la mano.

31. Abrir el bidet y que el agua salga demasiado caliente. (y uno desesperado empieza a dudar si cerrar la caliente o abrir la fria!)

32. Ir a votar y no llevar el DNI.

33. Tragarte el chicle.

34. Ir a comprar y no llevar la plata.

35. Hacer una cola de 3 hs que no era. ( y justo te toca a vos y te cierran la caja)

36. Agarrarte los dedos con el ventilador de techo. (no necesariamente los de techo, los de pie tambien arrancan uñas)

37. Tirarte al agua y rasparte la cara contra el fondo.

38. Largar una carcajada con la boca llena de líquido y escupir todo.

39. Ir caminando, que se te salga el zapato y tener que volver a buscarlo.

40. Quemarse los pies con la arena y disimularlo.

41. Salir o entrar al agua y que se te baje la malla.

42. Entrar al departamento o auto equivocado.

43. Que se te caigan objetos al inodoro. (desde CElulares hasta papeles, todo se cae en ese hueco)

44. Poner la pava a calentar sin agua.

45. Entrar al baño del genero equivocado

46. Inclinarte el vaso antes de llegar a la boca y chorrearte. (Vieron que justo alguien esta mirando en ese momento)

47. Dejar el auto sin freno de mano y que se te vaya cuesta abajo.

48. Prender el cigarrillo al revés e intentar fumarlo (hay sabores asquerosos… y ese… puaaj).

49. Decirle mami a la profesora.

50. Toparte con alguien en la calle y querer salir los dos para el mismo lado.(y despues intentar ir para el otro lado, y la otra persona tmb, y asi sucesivamente)

51. Presentarse a un parcial/final sin saber nada creyendo que uno va a tener suerte y por supuesto… que te bochen por ignorante. (Gracias a Dios hasta ahora tengo suerte)

52. Ir manejando y casi chocar por ver un/a chico/a que va caminando por la calle. (que gente babosa…)

53. Jugar con una lapicera y que se te explote en la mano o en la boca (lo peor es cuando hay que limpiarse que te ensucias mas)

54. Agarrarse los dedos con una puerta o en su defecto ventana… que uno mismo cerró (hay que ser pelot…)

55. Levantarse un día todo apurado porque se te hace tarde para el trabajo/facultad… y darte cuenta al rato que es fin de semana.

56. Entrar de ILEGAL a mi propio país… (eso no creo que le haya pasado a muchos)

57. Ponerle la tapita al termo y que salte el agua hirviendo.

58. Volcarse un trago encima (lo de menos es la ropa..)

59. Ir de vacaciones a la playa y olvidarse en casa… las ojotas, lentes de sol, protector solar, una de las 1000 esterillas que se juntan de veranos anteriores, y .. etc.

60. Que un celular empiece a sonar en clases y vos mires a ver de quien es… y por supuesto al rato te das cuenta que… es el tuyo.

61. Tirarse a dormir una siesta y cuando te levantas: no sabes que día es, crees que dormiste dos dias y en realidad fueron 20 minutos… en fin uno se pierde en el tiempo y espacio.

62. Olvidarse la contraseña del msn (que situacion fea)

63. Que te pregunten la hora en la calle y tardar 10 minutos para entender en que posicion estan las agujas del reloj.

64. Saltar un perro que esta acostado y justo el cuadrupedo se levanta…

65. Inclinar el mate y tirarse toda el agua con yerba encima.

66. Querer agarrar rapido la copa para brindar.. y tirar la copa. Ante lo cual todos tienen que esperar a que seques la mesa, agarres la copa, la llenes de vuelta…

67. Comer helado del pote y mandarse un pedazo de tergopol.

68. Mandar a imprimir un documento y al ver que no imprime insultar a la pobre impresora… siendo que lo que sucede es que no tiene papel.

69. Jugar con el magic-click de la cocina y sin darte cuenta te das corriente vos mismo.

70. Ponerse perfume y no darse cuenta que el piquito al apretarlo no esta apuntando al cuello… sino a los ojos.

71. Mandarte un archivo de vida o muerte que hay que presentar o exponer…y cuando lo abres te olvidaste de adjuntarlo.

72. Abrir la canilla, para fregar y justo el chorro cae en la cuchara (empapandote obviamente)

73. Guardar objetos en sitios equivocados ( EJ:Llaves en la nevera)

74. Esconderse debajo de la sabanas cuando tienes miedo.

75. Mirar al techo y abrir la boca.. sin importar donde uno este

76. Estar comiendo y morderse la lengua.. y no saber como disimular que te esta doliendo como la puta madre. Y lo peor es que no te deja disfrutar la comida.

77. Decir solo 5 minutos y dormirse 2 horas.

78. Picar una pelota y que esta luego con el rebote te de lleno en la cara, en el estomago.

79. Estar comiendo fideos con tuco y ensuciarte la ropa con el ultimo fideo.

80. Vas re distraido para tu casa y te pasas de la puerta y cuando te das cuentas ya estas a una cuadra

81. Dormirse con el chicle en la boca y que se te pegue en el pelo.

82. Engancharte la remera con el picaporte.

83. Probar la comida, y quemarte la lengua

84. Desarmar algo y depues no acordate como iba armado.

85. Ir a una habitacion a buscar algo y como no te acordas que era, volves a donde estabas para ver si te podes acordar.

86. Te estas lavando los dientes, y moverte sin querer y ensuciarte toda la cara con pasta.

87. Terminar de bañarte y darte cuenta que no te llevastes toalla.

88. Estar hablando con alguien y tener un moco colgando.

89. Empujar la puerta que dice “tire” y/o viseversa

90. Usar por primera vez los championes nuevos, y pisar caca.

91. Tratar de saltar un charco y caer en el medio (empapandote todo obviamente)

92. Ir a estudiar o trabajar cuando no tenias clases o trabajo.

93. Ir en el auto, sacar la cabeza para afuera y no poder respirar.

94. Estar escribiendo un mensaje de texto y sin querer apretar el boton rojo (se borra todo, hay que escribir el mensaje devuelta)

95. Estar tendiendo la ropa y que se caiga al piso una prenda y se te ensucie toda.

96. Sabes que hay apagon de luz, pero igual intentas prender la luz.

97. Absolutamente nadie se llega con la lengua, a tocarse el último diente de la boca.

98 – todos los tontos, después de leer la 97 lo intentan.

99 – te estas riendo, por ke tu eres uno de esos tontos.(la 97 es mentira todos llegamos)

100. Haber llegado hasta este punto … haber perdido tiempo… haberte reido por cada estupidez que recordaste que hiciste.. y darte cuenta… que si te has sentido identificado con estas situaciones.. no te preocupes.. sos una persona normal… medio estupido a veces, o casi siempre, pero normal.

Cualquier duda / pregunta aporte para bolupedia: df_ix89@hotmail.com
que disfruten el blog 🙂